Seleccionar página

El embarazo no debe considerarse sólo como un viaje de 9 meses, sino como un año de largo viaje.

Sabiendo que las primeras semanas de embarazo son los más vitales para el desarrollo del bebé, una madre debe estar sana y evitar cualquier tipo de actividad y sustancia nociva cerca del momento de la concepción.

Algunos hábitos son más difíciles de romper, y algunas cuestiones relacionadas con la salud pueden llevar más tiempo.

Tener hábitos saludables será muy beneficioso para usted y su bebé.

Estas sencillas normas pueden ayudarle a prepararse para el embarazo.

Antes de quedarse embarazada debe asegurarse de eliminar cualquier hábito que sea perjudicial para su bebé. 

Estos hábitos pueden ser:

  1. Fumar – Fumar durante el embarazo, se calcula que es el causante del bajo peso de los bebés entre el 20 y el 30 por ciento de los nacimientos, hasta el 14 por ciento de los partos prematuros, y alrededor del 10 por ciento de todas las muertes infantiles.
  2. El consumo de alcohol – No es recomendable consumir ninguna cantidad de alcohol durante el embarazo.
  3. Consumo de drogas – Por ejemplo, el hábito de fumar marihuana durante el embarazo puede aumentar la probabilidad de aborto involuntario, bajo peso al nacer, nacimientos prematuros, retrasos en el desarrollo, de comportamiento y problemas de aprendizaje.
  4. Medicamentos con receta – Hay muchos medicamentos de venta con receta que son teratogénicos (causan defectos de nacimiento).

Consulte con su médico sobre que medicamentos puede tomar y cuales no.

Productos químicos peligrosos – Hay algunos productos químicos que también pueden ser teratogénicos.

Por ejemplo, la mayoría de los estudios señalan que el mayor riesgo de exposición a plaguicidas es durante las primeras tres a ocho semanas del primer trimestre, cuando el desarrollo del tubo neural se está produciendo.

Esto suele ocurrir antes de que la mujer sepa que está embarazada.

Estrés – El estrés se ha relacionado con retraso o pérdida de los periodos causando problemas en la ovulacion y el embarazo.

Limite el nivel de estrés tanto como le sea posible.

Hierbas – El problema con las hierbas es que no existe ninguna investigación sobre el efecto que tienen sobre el embarazo.

Consulte con su médico si utiliza algún tipo de hierba o infusión.

Cafeína – Algunos estudios han demostrado la relación entre los altos niveles de consumo de cafeína y el retraso en la concepción.

Algunos estudios han demostrado que puede haber un aumento de abortos involuntarios entre las mujeres que consumen más de 300 mg (tres tazas de café) al día.

Debe reemplazar estos viejos hábitos con nuevos hábitos saludables.

Estos hábitos saludables pueden ser:

  • Ejercicio – Es muy importante hacer algo de ejercicio suave diariamente.  Establecerse metas para lo que usted quiera lograr.  Si desea perder peso, ganar peso, fortalecer la musculatura, o mejorar la capacidad pulmonar.  Algunas buenas opciones de ejercicio incluyen caminar, nadar, montar en bicicleta, y ejercicios aeróbicos.  El yoga es una excelente opción para hacer ejercicio, ya que incorpora la postura, la respiración, la concentración y será muy beneficioso. Consulte con su médico sobre lo que es mejor para usted.
  • Leer – Leer libros sobre el embarazo y el parto.  Es importante estar informados y preparados.
  • Seguimiento de su ciclo menstrual – Esto es muy importante.  Su médico le preguntará sobre su ciclo menstrual, por lo que necesitará estar preparada.  Hacer el seguimiento de su ciclo también le ayudará a seguir su ovulacion y aumentar las probabilidades de embarazo. Utilice las herramientas que le  pueden ayudar a aproximarse a la fecha de la Ovulacion como: Calculadora de la Ovulacion o el  Calendario de la Ovulacion.
  • Práctica técnicas de relajación – La relajación puede ayudar a minimizar el estrés, y como ya has leído, el estrés no es el mejor amigo de una mujer.  Ya se trate de yoga o escuchar música suave en un baño relajante con agua tibia.
  • Duerma todo lo que pueda – Debe dormir diariamente un mínimo de 8 horas.  Como ya sabe el descanso alivia el estrés y la tensión.
  • Comer sano – La nutrición es vital para su salud.  Es el hábito más saludable que hará que su embarazo sea más fácil.  Algunas personas prefieren tomar algún tipo de suplemento alimenticio.

Nutrición

Usted es lo que come, y lo es también su bebé.

Asegúrese de que está ingiriendo gran cantidad de vitaminas en su dieta, y empiece a tomar ácido fólico.

Los estudios han demostrado que el ácido fólico (300-400mcg al día) puede ayudar a reducir el riesgo de defectos del tubo neural cuando se toma antes de la concepción.

Para más información sobre la cantidad de vitaminas necesarias durante la concepción y el embarazo puede consultar nuestra tabla de nutrientes esenciales y vitaminas.

Mantener un peso ideal

Su peso desempeña un papel importante en la concepción y durante el embarazo.

Cuando decida quedarse embarazada tendrá que controlar su peso (tanto por encima o por debajo.)

A continuación se muestra una serie de consejos para aumentar de peso si es bajo o bajarlo y es alto:

Inferior al normal (10% por debajo del peso normal)

  • Ejercicio para fortalecer los músculos
  • Aumentar la ingesta de energía (comer más y de más calidad)
  • Coma por lo menos tres comidas al día
  • Coma más alimentos en cada comida
  • Comer más bocadillos
  • Beba zumos y leche

Sobrepeso (20% por encima del peso normal)

  • Elige un plan realista de alimentación
  • Asegúrese de que su plan de alimentación incluye la nutrición adecuada
  • Beber cantidades adecuadas de agua
  • Combine su plan de alimentación con el ejercicio

Consulte con su médico la forma más adecuada de ganar o perder peso

Consulte a su médico

Es importante que consulte a su médico antes de quedarse embarazada.

Hay condiciones médicas que pueden afectar a su embarazo.

Algunas de las condiciones más comunes son:

  • Diabetes – Si usted padece de diabetes deberá tenerla bajo control.  El embarazo aumenta las probabilidades de diabetes, y puede hacer que sea difícil para una madre que ya sufre de diabetes.
  • La presión arterial alta – Si tiene presión arterial alta antes del embarazo, debería  revisarla durante el embarazo.
  • Anemia – Un análisis sanguíneo completo (CBC) puede medir la hemoglobina, glóbulos rojos, glóbulos blancos y  plaquetas. La anemia puede causar debilidad y fatiga durante el embarazo.
  • Problemas de tiroides – La prueba consiste en un análisis de sangre que mide su hormona estimulante del tiroides (TSH).  Hipertiroidismo (exceso), esto puede provocar un parto prematuro y bajo peso al nacer del bebé si no recibe tratamiento.  Hipotiroidismo (baja actividad) puede provocar infertilidad o un aborto involuntario cuando no se pone remedio.
  • Las enfermedades de transmisión sexual – Por ejemplo, la clamidia puede provocar un embarazo ectópico.  Si usted no está embarazada, y se deja sin tratamiento, puede conducir a la Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), lo que puede causar infertilidad.

Otras pruebas que es común realizarse antes de quedarse embarazada son:

  • Prueba de Papanicolaou – Una prueba de Papanicolaou sirve para comprobar la displasia cervical.
  • Un examen de mamas – En el caso de tener más de 35 años, puede realizarse una mamografía.
  • Tipo de sangre – por ejemplo si es RH negativo.
  • Inmunidad a la rubeola (sarampión) – The March of Dimes recomienda que todas las mujeres se realicen la prueba de inmunidad a la rubeola antes de quedarse embarazadas y que valoren la posibilidad de vacunarse si no son inmunes.  Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomienda que una mujer espere al menos 4 semanas después de haberse vacunado para concebir.
  • Inmunidad a la varicela – Al igual que ocurre con la rubeola se aconseja que todas las mujeres se realicen la prueba de inmunidad a la varicela antes de quedarse embarazadas y que valoren la posibilidad de vacunarse si no son inmunes.  El CDC recomienda que una mujer espere al menos 4 semanas después de haberse vacunado para concebir.
  • Vacunación.

En la cita también se le preguntará por su historial médico y familiar.

El historial médico puede incluir:

  • Medicamentos que toma
  • Últimos embarazos
  • Dieta
  • Ejercicio
  • Condiciones médicas

La historia familiar puede incluir:

  • Diabetes
  • La presión arterial alta
  • Algún tipo de trastorno
  • Retraso mental
  • Gemelos

Algunas parejas también pueden necesitar buscar asesoramiento genético.

Para la mayoría de las parejas, el consejo genético no es necesario.